Fisioterapia y osteopatía

La Fisioterapia es una disciplina de la Salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica que, en muchos casos, ayuda a paliar los síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas. Frecuentemente se asocia con el masaje, pero su arsenal de técnicas terapéuticas es mucho más amplio, tales como la electroterapia, vendajes, ejercicio, etc.

El Fisioterapeuta es un profesional sanitario con formación universitaria y distintas especializaciones, que puede tratar diferentes patologías. En clínica Sasermed somos especialistas en distintas técnicas de Fisioterapia Neurológica (Bobath, Perfetti y Voja), terapia miofascial, movilizaciones neuromeníngeas, etc. Las sesiones pueden ser de distinta duración y frecuencia dependiendo del problema del paciente.

¿Qué problemas podemos tratar desde la Fisioterapia?

  • Dolores articulares, musculares de cuello, cintura, espalda.
  • Lesiones deportivas (esguinces, tendinitis, luxaciones, desgarros musculares, contracturas).
  • Recuperaciones postquirúrgicas, problemas cicatricaciones.
  • Problemas linfáticos y vasculares.
  • Dolores en el embarazo.
  • Lordosis, escoliosis, cifosis que cursan con dolor.
  • Distintos problemas neurológicos: Accidentes Vásculo-Cerebrales, Traumatismos Craneoencefálicos, Parkinson, Esclerosis Múltiple, etc.

La Osteopatía es una especialidad de Fisioterapia, basada en un profundo conocimiento de la anatomía y fisiología humana, en la concepción global del cuerpo, y en cómo las disfunciones de unos sistemas o tejidos afectan al funcionamiento de los otros. La osteopatía trata de dar solución a la causa del problema.

El diagnóstico se realiza a través de la historia clínica del paciente, la valoración postural, palpación y tests específicos de movilidad.

El tratamiento se basa en la realización de diferentes técnicas manuales que se aplican con la intención de restaurar la movilidad y función de los tejidos, y por tanto recuperar la salud, equilibrio y bienestar. Entre las técnicas utilizadas se encuentran diferentes técnicas estructurales, funcionales, y fasciales. Las sesiones son individuales, personalizadas y de aproximadamente una hora de duración, realizándose con una periodicidad no inferior a una semanal, pudiéndose ampliar el tiempo entre sesiones, dependiendo del diagnóstico y el problema concreto que presente el paciente.

¿Qué problemas puede tratar la osteopatía?

  • Problemas digestivos como hernias de hiato, estreñimiento.
  • Dolores de cabeza, migrañas.
  • Mareos y vértigos (vértigo paroxístico benigno, vértigo de Ménière).
  • Problemas en la articulación temporomandibular.
  • Problemas de regurgitación en lactantes.
  • Ciáticas.
  • Cervicobraquialgias.
  • Tortícolis congénita.