Terapias regenerativas en alopecia

En Clínica Sasermed queremos presentar un tratamiento novedoso basado en la medicina regenerativa.

En los últimos tiempos, y cada vez de forma más habitual, se oye hablar mucho sobre los tratamientos con células madre en diversas especialidades dentro de la medicina. Ahora, gracias al dispositivo RIGENERA®, recientemente adquirido, podemos ofrecer esta nueva terapia a todos nuestros pacientes para poder tratar así diversas patologías capilares como alopecias no cicatriciales, debilidad del cabello, aumento de su densidad, etc.

Esta técnica está basada en diversos estudios clínicos que demuestran la existencia de una elevada concentración de células progenitoras en la fracción estromal vascular (SVF) de los tejidos, conteniendo una población heterogénea de células regenerativas: endoteliales y mesenquimales, que son capaces de madurar y diferenciarse (con el estímulo adecuado) a células de la piel, cabello y otras.

La regeneración de los tejidos es un proceso complejo que depende de muchos factores (vascular, celular y extracelular). Estos factores deben estar presentes en el momento adecuado para poder obtener los mejores resultados.

Cuando un tejido, como la piel, se lesiona o enferma, se produce una activación de las células madre presentes en la misma. Estas células tienen la tarea de reparar el tejido dañado y restituirlo, así como reemplazar a las células que mueren rutinariamente y estimular a aquellas células que se encuentran en fase de reposo para reintroducirlas en su ciclo celular habitual.

Para ello, sólo necesitamos obtener una pequeña muestra de tejido del paciente. Mediante anestesia local, del área previamente seleccionada, se extraen las muestras de tejido. Estas muestras son introducidas en un dispositivo especial y procesadas en el sistema RIGENERA®. El resultado de todo esto, es una suspensión, en suero fisiológico, de las células madre del paciente, que posteriormente aplicaremos, mediante infiltraciones, en el cuero cabelludo. Se trata, por lo tanto, de un microinjerto autólogo (son células del propio paciente, sin elementos extraños).

El procedimiento, como ya se ha comentado, se realiza con anestesia local. A las 2-3 semanas ya podremos apreciar ciertos cambios y a los 2 meses el resultado es evidente.

Como ventajas más importantes de este tratamiento frente a otros, tenemos las siguientes:

  • No es necesario el rasurado de la cabeza ni se producen heridas, como en otros tipos de microinjerto capilar.
  • Se realiza de forma ambulatoria y en un tiempo muy breve, aproximadamente 45 minutos.
  • Es un procedimiento mínimamente invasivo y prácticamente indoloro
  • No requiere grandes cuidados posteriores
  • No requiere baja laboral, pudiendo incorporarse el paciente inmediatamente a su actividad diaria.
  • Es mucho más económico que otras opciones terapéuticas, ya que en algunos casos sólo se precisa de una sesión para obtener los resultados deseados.